PIRULETRAS – El primer viaje de Sócrates

Según me han contado, mi padre biológico recibió la llamada de su ex: acababa de tener un hijo. Con una resaca de campeonato y en plena crisis existencial adolescente, fue corriendo al hospital. Su misión era, en teoría, entregarme a mis padres adoptivos, una familia de las de verdad, donde no me faltaría de nada. Pero cuando me vio, lo tuvo claro: antes, me llevaría a conocer a mi bisabuela Bob. La viejecita, por cierto, vivía en la otra punta del país…

socrates

Este padre del que habla es Jack, un tipo bastante peculiar, raro, un friki quizás. O no, tal vez sólo tenga las mismas inquietudes que todos los jóvenes del instituto, sólo que él las manifiesta en voz alta. Ésta es la historia de su viaje en coche con su hijo Sócrates. Sí, es muy joven, pero tiene un hijo. Y el nombre lo ha elegido él porque es un enamorado de la filosofía. Y con su hijo Sócrates, aunque sólo tenga un día y se acaben de conocer va a hablar mucho. Esos diálogos no tienen desperdicio por lo que suponen de batalla: yo contra yo mismo y mis pensamientos.

Si te gustó El mundo de Sofía, este libro creo que también te gustará. Y si no te gustó, éste te gustará más, estoy segura. Porque aquí nos topamos con una filosofía más de andar por casa, mezclada con las trivialidades de la vida, lo profundo y lo superficial, lo serio y lo ridículo cogidos de la mano. Con un protagonista mucho más impulsivo e irracional y para mi gusto también más gracioso, del estilo El abuelo que saltó por la ventana y se largó, de Jonas Jonasson, de hecho, los dos empiezan su aventura el día de su cumpleaños.

Una mezcla divertida donde lo mismo viajamos a la legendaria Troya, que hablamos de Facebook o  Nietzsche. Donde la paternidad se entretiene con los pokemons y lo único cierto es lo que está sucediendo ahora.

Otro de los buenos libros que Nube de Tinta está editando, éste de la mano de un joven filósofo, Emil Ostrovski, cuyo título original es The Paradox of Vertical Flight, La paradoja del vuelo vertical, nos revela que caer es nuestra única forma de volar. Con semejante título, y lo que conlleva, no os podéis llevar a engaño. No me digáis que no os lo advertí, si no queréis pensar, no leáis este libro.

Pero si divagar sobre lo profundo de las cosas a la vez que te ríes del mundo es lo tuyo, vamos, este libro te está esperando en la Biblioteca Miguel de Cervantes de Fuengirola  con la signatura J-N OST pri.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s