RECOLECTURAS – Ciudad violeta

ciudad violeta

Hoy os traigo a la sección el último libro del escritor y periodista malagueño Juan Gaitán.

Os invito a pasear por una Ciudad violeta, con aroma a jazmín y sonoridad de tañidos de campana; donde las lagartijas se adormecen sobre  piedras calentadas por el sol, el terral tiene la costumbre de alojarse en días impares, y sopla un viento de levante, macho y moreno.

En esta ciudad de montañas y atardeceres malvas, conviven centauros criadores de pájaros, cuyo canto tiene la facultad de parar el tiempo, con feroces criaturas comedoras de metales preciosos. Hay restauradores de sueños, filósofos en busca de la nada, marqueses fabricantes de silencio y maestros alquimistas creadores de relojes para ahorrar tiempo.

En este  Arca de Noé Vegetal, además de árboles locos, crece una extraña flor sirena, de delicado color violeta, que tiene la facultad de hacer encontrar el amor verdadero a quien escucha su canto. Los hombres señalan con un círculo añil las casas de las muchachas que aman; un cuerpo especial de funcionarios son los encargados de dar la orden para que el sol salga y se ponga; los habitantes se embriagan con vino de malva de  suave aroma a lluvia, y hay una casa de empeños con los objetos más variopintos.

La vieja iglesia de la plaza guarda una damajuana con la sangre coagulada del dragón que mató San Jorge, que otorga a quien la recibe el don de señalar a monstruosos poetas vacuos; y los treinta y tres tañidos de campanas de maitines ahuyentan a los demonios de la noche, convocando a las golondrinas del olvido que anidan en un mar violeta enfermo de melancolía.

Adoran a dioses de lo más dispares: del aroma, del asombro, de las caricias, de la melancolía, del capricho, los celos, el equilibrio, la amistad, la sonrisa, la alegría, la pereza y el silencio; y entre sus habitantes se encuentran la tía Margarita, que murió en la noche de bodas de su hermana; el tío Gregorio y sus excentricidades; el abuelo Leopoldo, que un día decidió no levantarse nunca más; la bisabuela Olalla, con sus ojos de perro azul; la tía abuela Casilda, que sólo soñó una vez en su vida; y el Papá que dedicaba días enteros a contar las olas que rompían en la playa sin ni siquiera imaginar que, aquella Ciudad violeta que tanto amaba, sería destruida por un verso.

Ciudad violeta como alegoría de la Málaga del autor, tan amada y presente en sus escritos. El color violeta es reiterativo en los 44 microcuentos que componen su libro. También aparecen personajes y lugares emblemáticos de la ciudad, así como, algún que otro famoso personaje literario. A mí me encantó descubrirlos. Esta pequeña joya, viene acompañada además, por unas preciosas ilustraciones del también malagueño Juan Carlos Hidalgo.

Si os habéis quedado con ganas de más.  Os invito a que os acerquéis este viernes día 22 a las 19 horas, a la biblioteca Miguel de Cervantes, donde se va a presentar el libro de mano de su autor, y acompañado por nuestro usuario, José Luis Martínez Hens.

Os dejo con la crítica que Guillermo Busitil hizo sobre Ciudad violeta en el diario La Opinión de Málaga:

http://www.opinionmalaga.com/especiales/libros/2016/04/09/bitacora-calvino/

Ficha bibliográfica:

Título: Ciudad violeta

Autor: Juan Gaitán

Ilustrador: Juan Carlos Hidalgo

Editorial: Adeshoras

Fecha de publicación: 2016

Páginas: 103 p.

Signatura: N GAI Jua ciu

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Presentaciones literarias, Recomendaciones, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s