RECOLECTURAS – El lector del tren de las 6.27

lector

Hoy nos acercamos a la magia de la literatura  de la mano de Jean-Paul Didierlaurent, con su aaclamado libro  El lector de las 6.27.

Algunos nacen sordos, mudos o ciegos. Otros lanzan su primer vagido ataviados con un feo estrabismo, un labio leporino o un horrible antojo en plena cara. Sigue habiendo quien viene al mundo patizambo, incluso con un miembro ya muerto antes de haber pasado por la vida. Guibrando Viñol había hecho su entrada en la vida con la carga del desafortunado retruécano surgido de la unión entre su apellido y su nombre de pila: Vibrando Guiñol; un pésimo juego de palabras que había resonado en sus oídos desde sus primeros pasos por la existencia para no abandonarlo nunca más.

Así comienza este maravillosa novela o cuento, como yo prefiero llamarlo. Guibrando Viñol, nuestro protagonista, es un joven solitario y anodino que trabaja en un sitio que detesta: el SIRN (Sociedad de tratamiento y reciclaje natural) manipulando “la cosa”, una máquina abominable que tritura libros, justamente él, gran amante de la literatura.

Como únicos amigos Guibrando tiene a Yvon, “el rey del alejadrino”, guardia de seguridad de la fábrica y que solo sabe versificar en dichos versos. Giussepe, antiguo empleado de la fábrica que le precedió a él en el mantenimiento de la cosa, hasta que un desgraciado accidente forzó su jubilación y,  por supuesto, está Rouget de Lisle quinto y luego sexto, su pez rojo, con el que comparte su pequeño apartamento y al que le cuenta su devenir diario.

Todas las mañanas en el tren camino de la fábrica, Guibrando lee en voz alta los restos de libros que la cosa no ha podido triturar (desde fragmentos de novelas, hasta recetas de cocina). Así, casi sin quererlo, se hace con un grupito de fieles oyentes, entre ellos dos mujeres de avanzada edad que le pone en contacto con los glicilianos, como él mismo gusta llamar, a los habitantes de la residencia de ancianos Las Glicinas, a la que va los sábados a leer textos, primero solo y luego acompañado por Yvon (las lecturas en la residencia es una de las partes más hilarantes y entrañables de la novela).

En uno de los trayectos encuentra por casualidad un pendrive que le cambiará la vida. Con la intención de encontrar al propietario del pen Guibrando conoce a Julie, una empleada de los baños públicos de un centro comercial, a través de los textos en los que, a modo de diario, cuenta su día a día. Estos textos son literatura pura (especialmente en la página 70 hay un fragmento que es una maravilla), por lo que Guibrando acaba sustituyendo sus lecturas del tren y de la residencia por los textos de Julie.

El diario se convierte en un cuento dentro del cuento, no tiene desperdicio, y, con la ayuda de Giusseppe, el protagonista se embarca en la búsqueda de la chica: “no es bella, es sublime”. ¿La encontrará? Si queréis averiguarlo os animo a que lo leáis.

Otra de las partes que más me han enternecido es la relacionada con Giusseppe y la búsqueda de su pierna a través de los libros triturados por la cosa, maravillosa historia.

Personajes en apariencia simples, incomprendidos, pero de una gran hondura que el autor, con su maestría para describirlos, hace que los ames.

Es como Amélie al cine, como una pieza de Satie a la música, como un soplo de aire fresco en un día bochornoso de julio, mezcla de humor negro y ternura, pura delicadeza, y como siempre aquí, en tu biblioteca.

Por cierto, maravillosa también la ilustración de la portada del artista Travis Collison, todo un descubrimiento.

Ficha bibliográfica:

Título: El lector del tren de las 6.27

Autor: Jean-Paul Didierlaurent

Editorial: Seix-Barral

Fecha de publicación: 2015

Páginas: 204 p.

Signatura: N DID Jea lec

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s