RECOLECTURAS – Empieza la semana con un buen libro

Sumisión.indd

Hoy en nuestra sección un libro de plena actualidad, Sumisión de Michel Houellebecq.

Francia, en un futuro próximo. A las puertas de las elecciones presidenciales de 2022. Los partidos tradicionales se han hundido en las encuestas y Mohammed Ben Abbes, carismático líder de una nueva formación islamista moderada, derrota con el apoyo de los socialistas y de la derecha a la candidata del Frente Nacional en la segunda vuelta. François, un profesor universitario hastiado de la docencia y de su vida sexual, que a sus cuarenta años se había resignado a una vida aburrida pero sosegada, ve cómo la rápida transformación que sucede a la llegada del nuevo presidente al Elíseo altera la vida cotidiana de los franceses y le depara a él un inesperado futuro. Los judíos han emigrado a Israel, en las calles las mujeres han cambiado las faldas por conjuntos de blusas largas y pantalones, y algunos comercios han cerrado sus puertas o reorientado el negocio. Y la Sorbona es ahora una universidad islámica en la que los profesores conversos gozan de excelentes salarios y tienen derecho a la poligamia. Al igual que Huysmans, el escritor del siglo XIX convertido al catolicismo al que consagró su tesis, François sopesará pronunciar las palabras que le abrirán las puertas de la religión islámica y de una nueva vida: «No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta.»

Sumisión llegó a las librerías francesas el mismo día de los atentados de Charlie Hebdo y Houllebecque, acusado de islamofobia o de dar alas a la extrema derecha, afirmó: “No tomo partido, no defiendo ningún régimen. Deniego toda responsabilidad. He acelerado la historia, pero no puedo decir que sea una provocación, porque no digo cosas que considere falsas sólo para poner nerviosos a los demás.” 

Hoy, cuando aún no ha transcurrido un año de la tragedia de Charlie Hebdo, seguimos conmocionados por los recientes atentados de París. Por cierto, desde los atentados del pasado 7 de enero, el autor tiene escolta oficial y va a todas partes flanqueado por dos policías de civil.

A Houllebecq se le ama o se le odia, aunque yo creo que es difícil amarlo. Siempre me pregunto si él es realmente así o si es una pose que le funciona, aunque me inclino más por la primera opción, creo que es difícil fingir tanto tiempo. Es un escritor controvertido, provocador, que no deja indiferente a nadie. Yo, que me considero lectora suya, he leído casi todos sus libros publicados en español, reconozco que leerlo me produce confusión, es como al niño que le atrae el blandiblu aunque sepa que la da asquito. No me ha pasado con todos sus libros, de hecho, “El mapa y el territorio” (Premio Goncourt  2010), me encanta. Sin embargo, el primero que leí, “Las partículas elementales“, me produjo una gran desazón. No sabía si seguir leyéndolo o si dejarlo, reconocía la perfección de su prosa, su buen hacer como escritor, pero me producía asco, mucho asco y perturbación, sentía que me estaba ofendiendo, sobre todo en lo referente al sexo, tema muy recurrente en sus libros, por cierto.

Cuando un libro despierta en mí ese tipo de reacción, siempre me pregunto si soy demasiado sensible. Pero luego, cuando leo artículos como el que recientemente ha publicado Cristian Campos en la revista Jot Down, “Los treinta libros más ofensivos de la historia”, y dicho libro aparece en el número 28, me confirma que no lo soy tanto.

Pero a lo que iba, eso ocurrió hace mucho tiempo y, como sabéis, sigo siendo lectora suya, de hecho el libro de hoy es el último que he leído de él, en una tumbona al sol, como “Las partículas elementales” que lo leí en las playas de Tarifa. ¿Será que siempre elijo leer a Houellebecq en verano y al sol para mitigar la desazón que me producen sus libros? Quizás.

Como dije anteriormente, nunca deja indiferente. Un usuario que  leyó el libro hace poco me comentó que no le había gustado nada, que el escritor es un machista (tendemos a identificar a los personajes con los escritores y nos olvidamos que no deja de ser ficción), aun así el lector salió con otro libro de él en préstamo.

Al contrario que a este lector, a mí sí me gustó. Las cuestiones que propone me parecen interesantes y factibles en un futuro no muy lejano, de hecho algunas cosas se empiezan a ver. A mí me llamó especialmente la atención la idea de expandir la Unión Europea hacia el sur y convertirla en una Unión Mediterránea y todo lo relacionado con el mundo universitario y con la religión. Así que ya sabes, si te gusta el tema, lo puedes encontrar aquí, en tu biblioteca.

Ficha técnica:

Título: Sumisión

Autor: Michel Houellebecq

Editoria: Anagrama

Fecha de publicación: 2015

Páginas: 281 p.

Signatura: N HOU Mic sum

Otros libros de Michel Houellebecq en la Biblioteca:

  • Ampliación del campo de batalla
  • La posibilidad de una isla
  • El mapa y el territorio
  • Sumisión
  • Las partículas elementales (película)

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s