RECOLECTURAS – 24 de octubre, Día internacional de las bibliotecas.

El próximo sábado celebramos El día internacional de las bibliotecas. La iniciativa nació para trasladar a la opinión pública la importancia de la biblioteca como lugar de encuentro de los lectores de todas las edades con la cultura, y como un instrumento de mejora de la formación y la convivencia humana.

Por este motivo os he querido traer a esta sección un par de libros en el que la biblioteca y los bibliotecarios juegan un papel fundamental en la vida de sus protagonistas.

lectora

Por un lado tenemos Una lectora nada común de Alan Bennet, pequeña novela en la que el personaje principal es, nada más y nada menos, que la Reina Isabel II de Inglaterra, quien por casualidad descubre una biblioteca móvil del Ayuntamiento aparcado a las puertas de las cocinas de palacio. Este hecho y la relación que entabla con Norman, el joven y pelirrojo pinche de cocina que se convierte en su asesor literario, le hará conocer el vértigo de la lectura y acercarse a escritores como Cecil Beaton, Ivy Compton-Burnett, a la que por cierto le concedió un título nobiliario, Proust, Genet, Nancy Mitford… que le harán sumergirse de lleno en el mundo de los libros. Una novela deliciosa, no obstante, su escritor Alan Bennett, es muy conocido y querido por los lectores británicos y sus novelas cortas rezuman encanto y ese humor inglés tan caracterísco.

Os dejo con un fragmento en el que se menciona a Alicia en el país de las maravillas, ya que este año la efemérides está dedicada a ella por su 150 aniversario:

“En el libro figuraba E.M. Forster, con quien recordaba haber pasado media hora embarazosa cuando le nombró Companion of Honour. Tímido y con cara ratonil, habló poco y con una voz tan débil que a ella le resultó casi imposible comunicarse con él. Pero aquel hombre era un pozo de sorpresas . Sentado con las manos unidas, como salido de Alicia en el país de las maravillas, no daba la menor pista de lo que pensaba , y por eso a ella le sorprendió gratamente descubrir, leyendo su biografía, que mucho tiempo después Forster había dicho que si la reina hubiera sido un chico se habría enamorado de ella”.

personas

En segundo lugar, y en contraposición a mi primera propuesta por el tono y la extensión, os traigo Personas como yo de John Irving.

“Para empezar, les hablaré de la señorita Frost. Si bien cuento a todo el mundo que llegué a ser escritor porque leí cierta novela de Charles Dickens a la formativa edad de 15 años, la verdad es que era más joven cuando conocí a la señorita Frost e imaginé que hacía el amor con ella, y ese momento de mi despertar sexual señaló asimismo el convulso nacimiento de mi imaginación. Nos forma aquello que deseamos. En menos de un minuto de arrebatado y secreto anhelo deseé ser escritor y hacer el amor con la señorita Frost…, no necesariamente en ese orden.

Conocí a la señorita Frost en un biblioteca. Me gustan las bibliotecas, pese a que encuentro ciertas dificultades al pronunciar la palabra, tanto en plural como en singular. […]. Para mayor ironía, mi primera biblioteca carecía de toda distinción. Se trataba de la biblioteca pública de la pequeña localidad de First Sister, Vermont, un compacto edificio de obra vista en la misma calle donde vivían mis abuelos. […]. El colegio disponía de una biblioteca más moderna y mejor iluminada, pero la biblioteca pública del pueblo First Sister fue mi primera biblioteca, y su bibliotecaria mi primera bibliotecaria“.

Así habla el protagonista y narrador de la novela de la señorita Frost, la maravillosa bibliotecaria del pueblo que le guiará en sus primeras lecturas y acabará convirtiéndose en su fiel cómplice. Pero la novela es mucho más, también nos habla de la relación que mantiene con Richard Abbott, su futuro padrastro y figura clave en su educación sentimental, así como, de la búsqueda de su padre biológico y de su identidad sexual.

Pues esta son mis dos propuestas para el día de hoy. Una comedia ligera y deliciosa con una protagonista de postín, y una novela más profunda e intensa, en las que podemos ver dos tipos de bibliotecas de las múltiples que hay, las bibliotecas móviles y las bibliotecas públicas municipales, y en la que los bibliotecarios y los libros forman parte de su idiosincrasia.

Y ya sabes, no dejes de visitarnos, sobre todo el próximo viernes en el que haremos actividades especiales para conmemorar este día, porque como dijo Lewis Carroll: “Siempre se llega a alguna parte si se camina lo suficiente”, a lo que nosotros añadimos, si se lee lo suficiente.

Fichas bibliográficas:

Título: Una lectora nada común

Autor: Alan Bennett

Editorial: Anagrama

Fecha de publicación: 2008

Páginas: 119 p.

Signatura: N BEN Ala una

…………………………………………………………………………………………………………..

Título: Personas como yo

Autor: John Irving

Editorial: Tusquets

Fecha de publicación: 2013

Páginas: 467 p.

Signatura: N IRV Joh per

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s