Archivo mensual: abril 2015

PIRULETRAS – Para niños y mayores

No es el día mundial de los abuelos, ni falta que hace. A veces yo elijo de qué hablo y otras veces el tema me elige a mí. Hoy pasa esto, que los abuelos quieren estar aquí.

Yo creo que ser abuelos es más que tener nietos. Y no es sólo tener nietos.

Abuelo para mí es esa persona con cierta edad y muuuuuucha experiencia de vida, que es capaz de transmitir lo que ha aprendido, lo bueno y lo menos bueno, de una forma agradable. Y lo que es más difícil: abuelo es también quien sabe no transmitirlo y dejar que nos equivoquemos, porque es lo que procede.

Y ya sé que no está bien presumir, pero hablar de abuelos sin deciros lo fantásticos que eran los míos… no me sale. Os los presento:

Abuela Frasqui tenía el roete más perfecto y blanco del mundo, una tableta de chocolate para el bocata de la tarde, un delantal cogido con imperdibles y una dulzura también imperdible.

Abuelo Frasco tenía manos de piel de patata, de tanto cultivarlas, caramelos de anís en los bolsillos, la risa fácil y los ojos de un color que el cielo envidió siempre.

Abuela Nati antes de darte cuenta ya había hecho un pañito. La casa pequeña, ella también, la familia grande. Facebook en las paredes del salón.

Abuelo Diego nos mandaba al kiosko. Chaqueta, chaleco, sombrero, bastón, reloj de cadena y tacita de helado. Sus sonrisas se sumaban a las nuestras, cómplice y jovial.

Y hasta aquí de los míos, aunque podría escribir mucho más, porque los abuelos dan para mucho, por eso hay que aprovecharlos.

No te traigo ningún libro concreto, te traigo un montón. En todos ellos hay abuelos, con nietos y sin ellos, algunos son más simpáticos, otros más manitas, los hay aventureros, hacendosos, tranquilos, cuentistas… Y aunque hable en masculino, no os confundáis, también me refiero a las abuelas, esas que hacen los mejores potajes del mundo, dan las caricias más sentidas y nos miran viendo lo de fuera y lo de dentro.

Quizás en esta selección de libros encontréis algún abuelo o abuela que se parezca a los vuestros. Si no, siempre podéis hacerles vuestro propio cuento, seguro que les haría mucha ilusión.

ABUELEANDO UN RATO:

Estos libros podéis encontrarlos, como no,  en las Bibliotecas Públicas de Fuengirola, pero antes de venir a por ellos, no olvidéis pasar por casa de vuestros abuelos a darles un beso. Si no, no os los prestamos ;P

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Sección infantil, Uncategorized

CINEMA PARADISO – De cine con mi biblioteca

uvasEsta semana le toca el turno a un clásico tanto del cine como de la literatura. Se trata de “Las uvas de la ira”, novela escrita por John Steinbeck en 1939 y distinguida con el premio Pulitzer en 1940 y que narra de una manera magistral los fallos del sistema capitalista, que en su evolución acaba con un funcionamiento enfermo que produjo una corriente migratoria digna de estudio.

Narra la odisea que tuvo que pasar la familia Joad como consecuencia de la gran depresión. Relata la parte humana de esta gran depresión. La cantidad de gente que se quedó sin trabajo, que se quedó sin hogar, que tuvo que viajar engañada por la falsa concepción del sueño americano y de la maravillosa California.

La película es una adaptación bastante fiel de la novela y hecha con muchísimo acierto. No en vano, su director es John Ford que es el director más galardonado en la historia de los Premios Oscar, que si bien hoy día han perdido prestigio, siguen siendo los premios de la academia y han sabido reconocer una buena película.

John Ford es especialmente conocido por sus westerns como “La diligencia” o “Quien mató a Liberty Balance”, sin duda un gran maestro del género, pero el listado de películas que dirigió es inacabable y entre ellas, a parte de los westerns destacan “Un hombre tranquilo”, “Qué verde era mi valle” y “Las uvas de la ira”. Por las tres películas se llevó el Oscar al mejor director, por tanto, creo que podemos decir que John Ford es uno de los mejores directores de la historia.

uvas2

Igual que la novela retrata a las miles de familias anónimas que los años han dejado en el olvido como los Joad que después de que el banco se apropiara de su tierra, deciden ir a coger fruta a California. Vemos como verdaderamente lo único que se pierde es la esperanza. La lucha constante de una familia que a duras penas puede comer todos los días pero que sin embargo está unida. Y en la humanidad que destila cada fotograma rodada como una amarga desbandada, es donde residen las virtudes de la película. Cada escena de la película parece la historia de cualquier fotografía de Dorothea Lange.

uvas3

El personaje de Tom Joad representa a ese espíritu, a ese fantasma presente en todas las desgracias. El antihéroe que lucha en una pelea perdida de antemano y es encarnado por un magnífico Henry Fonda con una interpretación que pasará a los anales del cine personificando a todo un colectivo.
Jane Darwell interpreta a otro pilar de la familia; a la madre en un sufrido a la par que agradecido personaje que le valió un Oscar. Ambos personajes ofrecen diálogos sinceros y sin tapujos. Otro personaje interesante es Casey, un ex predicador. Un personaje cómico que nos gana el corazón, pero al mismo tiempo muy amargo, magníficamente interpretado por Carradine.

uvas4

“Las uvas de la ira”· aparte de estar magistralmente dirigida y muy bien interpretada es una de esas películas imprescindibles que por alguna extraña razón difícil de comprender el paso de los años la ha dejado en un escalón por debajo de películas clásicas como “Casablanca” o “Lo que el viento se llevó”, cuando la realidad es que pueden mirarse de tú a tú.

uvas5

Se trata de una historia desgarradora acentuada por una magnífica fotografía en blanco y negro y una banda sonora y unas interpretaciones memorables. Es recomendable tanto la novela como la película, y lo mejor de todo para poder disfrutarlas, es que las podéis encontrar en nuestra biblioteca. La novela en la sección de narrativa y la película DVD PE 2150 Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

GRAN RESERVA -El libro de la vida, Santa Teresa de Jesús

libroEl pasado 28 de marzo celebramos el Quinto Centenario del nacimiento de Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida como Teresa de Jesús o Teresa de Ávila. Santa Teresa fue una religiosa, fundadora de las Carmelitas descalzas, mística y escritora española, tema por el que hoy está en nuestra sección. Junto con San Juan de la Cruz, se considera a Santa Teresa cumbre de la mística española.

Hoy en concreto vamos a hablar de El libro de la vida, en la preciosa edición de Lumen. Este libro es el primero que escribe santa Teresa de Jesús. Lo escribe inicialmente en 1562 en una edición ya perdida. Pero vuelve a escribirlo de nuevo, basándose en el texto inicial, en 1565.

Estamos sin duda ante uno de los libros de memorias más intensos, apasionados y reveladores que jamás se hayan escrito en castellano. Editado por fray Luis de León en 1565, El libro de la vida recoge la historia de una voz, de una intimidad y de una vocación que crecen como iluminadas por una luz interior. En este libro, definido por Unamuno como una autobiografía psicológica, Teresa de Jesús narra, en un estilo sencillo y preciso, el proceso interior y los externos avatares que la llevaron a la mística y a la fundación de la orden de las carmelitas descalzas. La edición de Elisenda Lobato está llena de notas que ayudan a disfrutar mejor que nunca de uno de los grandes clásicos de la literatura autobiográfica universal.

El libro es una biografía tanto interna como externa, pues además de describir acontecimientos mundanos, también nos relata sus experiencias espirituales y nos enseña a orar. Muy a menudo convierte su relato en una oración.

Los capítulos 1 al 10  son biográficos en el sentido convencional, pero los que siguen, del 11 al 22 son un tratado de oración, y del 32 al 36 nos describe la primera fundación del convento de San José de Ávila.

En su prólogo comienza: “Quisiera yo que, como me han mandado y dado larga licencia para que escriba el modo de oración y las mercedes que el Señor me ha hecho, me la dieran para que por muy menudo y con claridad dijera mis grandes pecados y ruin vida.

En la primera parte del libro Teresa nos relata su infancia y juventud, la muerte de su madre y la posterior de su padre. También su ingreso a la vida religiosa en 1535 con 20 años. A esta etapa le siguen 20 años de vida monástica con relajada tibieza y oración mental en sequedad, en una tensión por perseverar y desprenderse del mundo.

La intensidad de su vivencia religiosa comienza a adquirir más fuerza desde que lee las Confesiones de San Agustín, y también le causa grave impresión un Cristo muy llagado que trajeron a guardar al oratorio.

En el capítulo 32 tiene una espantosa visión del infierno de la que sale reforzada. De su deseo de hacer todo lo posible por la salvación de las almas surge el carisma del Carmelo Descalzo. Tuvo que vencer muchos obstáculos para su primera fundación, desde la oposición y burla de muchos de sus contemporáneos incluyendo sus compañeras y confesores,  hasta su propio apego a la cómoda vida que tenía y su amplia celda.

Santa Teresa escribe una carta final remitiendo su libro a sus superiores: “… Yo he hecho lo que vuestra merced me mandó en alargarme, a condición que vuestra merced haga lo que me prometió en romper lo que mal le pareciere”.

El libro fue muy estudiado, hasta por la inquisición. El Padre Domingo Báñez escribía en 1575: “Sola una cosa hay en este libro en que poder reparar, y con razón; basta examinarla muy bien: y es que tiene muchas revelaciones y visiones, las cuales siempre son mucho de temer, especialmente en mujeres, que son más fáciles en creer que son de Dios…”.

El libro se publicó varios años después de la muerte de Santa Teresa.

(Fuente: santateresadejesus.com)

mesa 

Este libro lo podéis encontrar en una mesa que hemos preparado en la biblioteca sobre el Quinto Centenario del nacimiento de Santa Teresa. Junto a éste, el nuevo libro de Jesús Sánchez Adalid, “Y de repente, Teresa”, así como, otros libros escritos por la santa (Camino de perfección, Moradas del castillo interior, Libro de las fundaciones, Poesía), y sobre personajes y el tiempo en que le tocó vivir, el reinado de Felipe II y coetáneos como San Juan de la Cruz y la Princesa de Éboli. Sigue leyendo

1 comentario

Archivado bajo Libros, Mesas temáticas, Recomendaciones, Uncategorized