GRAN RESERVA -El clásico del mes

quijote

Buenos días. Inauguramos una nueva sección en nuestro blog que, salvo excepciones, se publicará los primeros lunes de mes.

En este blog, como su nombre indica, queremos hablar de los Gran Reserva de la literatura, aquellos libros que han pasado con éxito el veredicto del tiempo y tienen el estatus de Clásico de la Literatura Universal.

Como no podía ser de otra manera, inauguramos esta sección con el clásico de los clásicos, al menos de la literatura en español, aunque para mi casi diría que es el Clásico de la Literatura Universal, El Quijote.

Muchos de vosotros pensaréis: ya estamos de vuelta con El Quijote, y sí, ya estamos de vuelta, pero hoy quiero hablaros de él desde mi relación personal con el libro, de cómo me enfrenté a ese mamotreco de mil y pico páginas y no sucumbí en el intento. Vayamos al principio.

Primera aproximación. Los que hemos sido niños en los 80 recordamos con cierta ternura aquellos dibujos animados (cuando sólo existían 2 canales en televisión) de un viejo loco que iba siempre montado en un caballo, que pobrecito mío parecía estar siempre enfermo, acompañado de un amigo rechoncho y bonachón que era como el Pepito grillo de Pinocho. (Por cierto, la serie tenía una sintonía  espectacular, que más de una vez han puesto en los bares de turno, y todos los que fuimos niños entonces  bailábamos como locos como si fuera el último éxito de Beyoncé, sí, yo también, aunque me cueste reconocerlo).

Segunda aproximación. Instituto, tercero de bachillerato, lectura obligatoria del trimestre, ¿Qué lectura nos pusieron? Sí, sí, “EL QUIJOTE“, es que hasta da miedo mencionarlo. Jóvenes de 17 años, con la mente puesta en el compañero de la mesa de al lado y pensando en el viernes para salir de marcha y bailar la tan famosa sintonía…¡QUÉ ME TENGO QUE LEER ESE MAMOTRECO!, ni loca. Pero como somos jóvenes y nos va la picaresca (que también aprendimos en esa otra lectura obligatoria, “El lazarillo de Tormes“), ahí estabámos todos repartiéndonos los capítulos para luego poner en común nuestros resúmenes y que la profe (por cierto, estupenda profesora) no nos pillara en un renuncio.

Tercera aproximación. Muchos, muchos años después…, para ser exactos 2005, IV CENTANARIO DE LA PUBLICACIÓN “EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA“, ahí en mayúsculas. Quién me iba a decir  a mi que iba a terminar trabajando como bibliotecaria, y para más inri en una biblioteca que lleva por nombre “Miguel de Cervantes“, ahí es ná. Pues sí, en esa estamos, y resulta que la menda aún no se ha leído “El Quijote”, y la menda es bibliotecaria, y de una biblioteca que lleva el nombre del autor. ¡Horror!, de esta vez no pasa, a la tercera va la vencida…, y ahí estoy yo enfrentándome a “El Quijote“, con miedo, pavor incluso, ¡Cómo me tiemblan las piernas!… y TATATACHAN, ¡LO CONSEGUÍ!

¡Y ESTO ES LO QUE ME DABA TANTO MIEDO…!, ¡Si es genial!, ¡Si es el mejor libro que he leído nunca!,  hacía tiempo que no me reía tanto…

Pues sí amigos blogueros este fue mi acercamiento al mejor libro, que aunque suene pedante y reiterativa , he leído nunca. Un libro al que pienso volver más adelante, un libro de libros…, para mi sin duda el clásico de los clásicos, y eso que he leído unos cuantos.

No sé si os habrán entrado ganas de leer el libro, pero al menos espero que hayáis pasado un buen rato.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Recomendaciones, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s